Gestión del talento humano: el candidato ideal

Contar con un equipo de trabajo cualificado, motivado y comprometido, es vital para el éxito de cualquier organización. De esto se encarga la Gestión del Talento Humano, una estrategia dentro de la organización para la atracción, captación, capacitación y retención de los empleados.

La gestión del talento humano juega un papel fundamental en el aumento de la competitividad y rentabilidad de la empresa. 

En 2007, un estudio realizado por Hackett Gruop, concluyó que las organizaciones comprometidas con la gestión del talento humano, facturan un 15% más que sus competidores.

Para conseguir esto, es necesario personal cualificado que sepa identificar qué competencias profesionales, actitudes y aptitudes necesita reunir el empleado para el óptimo desempeño de sus funciones.

Ana Robles, nuestra Talent Acquisition Manager, nos explica:

«Ubicar el talento en el sitio adecuado, mantenerlo y cuidarlo como nuestro mayor valor, y atraer las piezas de puzzle necesarias para hacer el mejor equipo».

En algunos casos, esta estrategia consistirá en contratar a la persona adecuada. En otros, explotar las capacidades de la plantilla que ya forma parte del equipo, formarlos, motivarlos, en definitiva, saber sacar su máximo potencial y retenerlos.

Aquí vamos a hablar sobre la selección de personal y reclutamiento de talento; y de cómo su externalización puede ser un punto clave para el éxito de la organización.

¿En qué consiste la selección de personal?

La selección de personal es el proceso que se realiza hasta dar con el empleado idóneo para cada puesto de trabajo. Va desde la búsqueda del candidato hasta su contratación.

“No hay un candidato ideal, la clave es dar con el candidato idóneo para cada vacante analizando todos los factores. Hay que analizar cada vacante de manera individual, estudiar el perfil de la persona que le supervisará, el equipo de compañeros, los subordinados, el destino, la misión de la compañía. Por ello es tan importante tener experiencia en la operación”.  Ana Robles, Talent Acquisition Manager de talentchef.

Fases del proceso de selección

Para dar con el “candidato idóneo”, hay que pasar por una serie de etapas que nos llevarán a encontrar los perfiles que mejor se adecuen a los requerimientos del puesto:

1. Definición de las necesidades de la empresa en materia de personal y elaboración del perfil del candidato según la vacante a cubrir. Este se elabora basándonos en los requisitos, conocimientos, experiencia y competencias necesarias.

2. Lanzamiento de la convocatoria. Aquí comienza la búsqueda activa y se puede realizar en diferentes medios (portales de empleo, redes sociales,  medios de comunicación, etc.), dependiendo del tipo de oferta y del perfil del candidato.

3. Preselección de candidatos. Se realiza una criba de todos los curriculum vitae recibidos para seleccionar aquellos cuya experiencia y formación encajen con el puesto a cubrir.

4. Selección. Este es el punto determinante para elegir al nuevo trabajador y consiste en la realización de entrevistas (u otro tipo de pruebas) para conocerlos más en profundidad: motivaciones, disponibilidad, capacidad de adaptación, etc.

5. Informe de candidatos y toma de decisiones. Con toda la información recopilada se realiza un informe con los pros y contras de los candidatos y se selecciona el perfil que se considere más adecuado para el puesto a cubrir.

6. Contratación. En esta etapa se discuten las condiciones del contrato (funciones, remuneración, horario, etc.).

7. Seguimiento del candidato contratado mediantes encuestas o evaluaciones de desempeño.

Ventajas de externalizar la selección de personal

Según un informe realizado por Randstad Research, un 55% de las empresas que se enfrentan a procesos de selección tienen dificultades para encontrar candidatos. Por lo que contar con un equipo externo de expertos puede ayudar a las empresas a encontrar aquellos perfiles que mejor encajen reduciendo tiempos y costes.

Entre las ventajas de externalizar la selección del personal, destacamos:

1. Servicio personalizado en función de las necesidades de la empresa. 

2. Reducción de costes y optimización del tiempo. Mejora de la eficacia y la eficiencia del proceso de selección, ya que la empresa no necesita destinar personal propio para la búsqueda del candidato idóneo.

3. Profesionalidad. A la hora de contratar talento ejecutivo, se necesita una buena red de contactos y conocimientos específicos sobre las aptitudes que debe poseer el profesional a contratar. Solo así se podrá garantizar que el candidato elegido sea adecuado, y esto únicamente lo puede asegurar un equipo de profesionales en la materia.

4. Objetividad. Uno de los peligros de realizar el proceso de selección desde la propia empresa es la pérdida de objetividad – especialmente de los altos cargos – y se pueden cometer errores que repercutan negativamente en el funcionamiento de la organización.

5. Asesoramiento. Al ser un equipo formado por profesionales expertos, cuentan con gran conocimiento del mercado, sus tendencias y necesidades, por lo que pueden aportar sugerencias de mejora y diseñar estrategias enfocadas a mejorar la calidad de las contrataciones.

En talentchef somos especialistas en selección de personal de F&B y contamos con un equipo de Talento encargado de proporcionar perfiles clave de alto nivel ejecutivo, cualificados y motivados.

¿Quieres saber cómo lo hacemos? Accede a nuestra página de servicios y descubrirás en todo lo que podemos ayudarte.

more insights

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad