Los ‘must’ de un restaurante sostenible

Cada vez estamos más concienciados sobre la importancia de reducir nuestra huella medioambiental, y de las pequeñas acciones que podemos realizar como individuos para contribuir con un futuro más sostenible.

Usar botellas y tuppers de vidrio o cristal, cerrar el grifo de la ducha mientras nos enjabonamos o el del lavabo mientras nos cepillamos los dientes y hacer la compra con bolsas reutilizables o de tela, son algunos de los hábitos que podemos adoptar para crear un entorno más ecológico.

Pero, ¿cómo podemos llevar estas prácticas al campo de la restauración?

“La sostenibilidad es un viaje más que un destino. Debemos estar siempre en constante evolución y plantear cambios a la vez que el mundo cambia. Debemos actuar ya”

Juliane Caillouette Noble, Directora General de la Asociación de Restaurantes Sostenibles (SRA).

Un restaurante sostenible es aquel comprometido con el medio ambiente que realiza una buena gestión energética, de los productos y de los residuos.

6 requisitos indispensables para ser un restaurante sostenible

Para ser un restaurante catalogado como sostenible se deben cumplir los siguientes requisitos:

1. Emplear productos locales, apostando por materias primas de km 0 y adaptando los menús a los alimentos de temporada, para ayudar al desarrollo de la economía local.

2. Apostar por la comida saludable. Los procesos de producción y distribución de los alimentos ultraprocesados generan sustancias contaminantes para el planeta y contribuyen con la deforestación. Además, poseen un efecto nocivo para la salud, ya que están asociados a ciertas enfermedades y efectos negativos como la obesidad, la diabetes o las enfermedades cardiovasculares. Por tanto, reducir su consumo en pro de los alimentos saludables contribuye con ambas causas.

3. Reducir los residuos en la medida de lo posible, planificar y prever el consumo para no tener un exceso de alimentos. Reciclar tanto el plástico como el papel y el cartón, y separar los restos orgánicos para convertirlos en compost.

4. Comprar la materia prima a proveedores cercanos contribuye a reducir la huella de carbono.

5. Para ser un restaurante sostenible se debe reducir el consumo de energía. ¿Cómo? Para ahorrar energía se pueden adquirir electrodomésticos de bajo consumo, colocar sensores de iluminación en los lugares de paso, emplear leds en vez de las bombillas convencionales o desconectar las máquinas que no se estén utilizando.

6. Realizar un consumo de agua eficiente. El agua es bien escaso en la naturaleza y, por contra, uno de los recursos más empleados en hostelería. Su ahorro, por tanto, es un requisito indispensable para un restaurante preocupado por la sostenibilidad. Para reducir su consumo se pueden emplear algunos métodos de ahorro como implementar máquinas para filtrar el agua. Estas promueven un consumo de agua sostenible, son más energéticamente eficientes, reducen la huella de carbono del restaurante y generan muchos menos residuos de plástico que con el empleo de agua embotellada.

Certificaciones restaurante sostenible

Actualmente, no existen certificaciones que acrediten que un restaurante es sostenible, pero algunas guías están otorgando distintivos para poner en valor el compromiso de algunos restaurantes y concienciar de su importancia.

Dos de los más importantes en España son el Sello de Cocina Eficiente y Sostenible de la Guía Repsol o la Estrella Verde Michelin de la Guía MICHELIN.

También existen premios que se otorgan para visibilizar la labor de los chefs a favor de la sostenibilidad. En España, por ejemplo, contamos con el Premio Sostenibilidad Aquanaria Madrid Fusión Alimentos de España, cuyo objetivo es «apoyar y potenciar los proyectos e iniciativas sostenibles dentro de la hostelería en España con miras a proteger el medio ambiente, respetar la naturaleza y preservar nuestro planeta para las siguientes generaciones», Madrid Fusión Alimentos de España.

¿Es el futuro de la restauración?

Todo indica que sí. Además de contribuir a mejorar el planeta, es un claro reclamo para atraer al consumidor actual que muestra una especial preocupación por el tema. Multitud de estudios demuestran que estamos cada vez más concienciados:

“El 50% de las personas estarían dispuestas a pagar más por un producto más sostenible”,

Según Sustainable Brands.

La contaminación es cosa de todos y gestionar un restaurante priorizando la sostenibilidad y el desarrollo sostenible no solo contribuirá con el medio ambiente, sino también a sensibilizar sobre su importancia.

Por ello, en talentchef procuramos integrar siempre estos requisitos en los conceptos gastronómicos que diseñamos. ¿Quieres verlo? ¡Visita nuestro portfolio!

more insights

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad